Make your own free website on Tripod.com


06/02/2006

"Amnesia Corrupta" de Teódulo Gutiérrez

 

EN LA GERENCIA CMRS QUE DIRIGE JORGE PÉREZ FERNÁNDEZ Y LA DE PMPDS A CARGO DE ABELARDO CÓRDOVA, SE HAN DENUNCIADO Y PROBADO IRREGULARIDADES, AÚN ASÍ, SIGUEN BENEFICIANDO A EMPRESAS FORÁNEAS INVESTIGADAS POR LA SFP Y OIC DE PEP; EL SUBDIRECTOR DE LA REGIÓN SUR ES UN SILENCIOSO CÓMPLICE AL IGUAL QUE RICARDO PALOMO.

 

 

La Corrupción es un tema de investigación sumamente difícil de abordar. Es evidente que resulta arto complicado recoger datos fiables y de manera sistemática sobre actividades ilegales o producto de la corrupción.

 

Lo que conocemos de la corrupción suele provenir de los escándalos que se publican por los medios de comunicación, de la experiencia personal y de inferencias más o menos sustentadas. En los dos primeros aspectos mencionados, un escándalo nos permite lanzar una breve mirada bajo la superficie de la política y la economía a través de un incidente determinado que se convierte en público por su tinte “corrupto”, pero no existe motivo para pensar que los datos proporcionados por los escándalos sean imparciales o estadísticamente representativos. Por ello, debe ser tratada a partir de sus implicaciones fenomenológicas.

 

Como reporteros investigadores, estamos atrapados en el dilema de saber que sin una crítica, las cosas no mejorarán; la corrupción es considerada en lo general como el aprovechamiento indebido de la administración de un patrimonio común.

 

La corrupción gubernamental es la desviación de los fines de la función pública en beneficio particular, por ende, la corrupción de hoy, posterga el desarrollo de los pueblos y carga a la comunidad con costos injustos además de destruir la competencia comercial.

 

Pero este fenómeno generalizado provoca, simultáneamente, cual si fuera la tercera Ley de Newton, un proceso inverso en la búsqueda afanosa de una moral pública, eso que alguien denominó con toda precisión como el pudor del pueblo.

 

De ahí que la problemática que encierra la corrupción representa el mayor de los desafíos y es motivo de preocupación para el Estado moderno. Para lograr la transparencia y triunfar sobre la corrupción es importante tener como aliado el funcionamiento adecuado de instituciones democráticas, una prensa libre y acceso abierto del público a la información relacionada con el ejercicio del poder y las actividades gubernamentales. A toda esta estructura deben de sumarse los órganos de control y el afianzamiento del sistema de impartición de Justicia, esto último es así porque el sistema institucional de una nación depende de la vigilancia del poder judicial.

 

Está claro por otra parte, que el combate a la corrupción se enfrenta y tiene connotaciones de carácter eminentemente políticas, en donde más que los hombres, son las instituciones públicas la que juegan el papel de jueces de última instancia.

 

Sin embargo, en nuestro país, por ser sociedad con procesos de integración traumáticas: o están ausentes las instituciones públicas o van en proceso de formación y afianzamiento que, eso sí, servirán en el futuro como conductos por donde la sociedad se organizará para poner freno a los desmanes de la corrupción y la irresponsabilidad pública.

 

Sin embargo mientras esos procesos de transparencia se consolidan en México, la corrupción sigue cabalgando en el sistema económico y político de México; petróleos mexicanos es uno de ellos y en este espacio seguiremos insistiendo y señalando esos actos probados de corrupción.

 

Para quienes hemos puesto los puntos sobre las íes de la de la corrupción  en PEP, se nos hace increíble que en la Unidad de Perforación y Mantenimiento de Pozos (UPMP), donde opera como titular el ingeniero  Ricardo Palomo Martínez y que específicamente en la Gerencia y Subgerencia de Administración y Finanzas de la División Sur, se sigan otorgando contratos muy por debajo del presupuesto interno a empresas investigadas por actos de corrupción.

 

No se concibe que Abelardo Córdova Hernández, Gerente de Perforación  y Mantenimiento de Pozos de la División Sur, José Tomás Humman Adame, Subgerente de Administración y Finanzas de la GPMPDS y Héctor Agustín Mandujano Santiago, Subgerente de Servicio por Contratos, sean “clientes” ante el escandaloso tráfico de licitaciones y contratos en esa área de PEP.

 

Una y otra vez se ha demostrado la complicidad de estos funcionarios  con los propietarios de empresas constructoras, que insistentemente repiten la misma dosis de corrupción y se adjudican contratos violando flagrantemente la Ley de Adquisiciones y metodologías internas, sin que Ricardo Palomo Martínez imponga un alto ante tanta evidencia de la venta de contratos al mejor postor.

 

Otra área importante de Pemex que constantemente se ve involucrada y señalada por actos ilícitos es la Gerencia de Construcción y Mantenimiento de PEP Región Sur, que administra Jorge Pérez Fernández. El rejuego de las invitaciones restringidas y venta de licitaciones públicas “amarradas” o “candadeadas” para una empresa en específico son el pan de cada día en esa Gerencia.

 

¿Quieren unas pequeñas muestras del tráfico de licitaciones? Va: a la compañía Consorcio Ecológico Terranova S. A. de C. V., le fue adjudicado el contrato 415135944 para la “Construcción de jaulas protectoras para bombas de inyección de productos químicos y protección de árboles  de pozos productores del activo integral Bellota-Jujo” por la cantidad de Cuatro millones 186 mil 326 pesos, misma que iniciaron irregularmente el siete de noviembre del año pasado y la deben de concluir a los 365 días exactamente. ¿Quiénes son los propietarios de la compañía? Nada menos  que los hermanos Absalón, mu amigos tanto del Gerente como de Raúl Olavarrieta Tinoco y Obed Márques Córdova.

 

Otro contrato que presenta irregularidades en su entrega le fue otorgado a Tajín Construcciones S. A. de C. V., con el número 415135965 para el “Tratamiento, restauración, tapado y reforestación de las presas en el pozo Mayacaste 1, Arrastadero 3D, y/u otras de los  diferentes campos del activo integral Bellota-Jujo”, nueve millones 643 mil 357 pesos se llevaron estos amigos. Doce meses de obra y protección del 12 de diciembre del 2005 al 11 de diciembre del 2006.

 

Todo cuadrado durante la presente administración. En este contrato, los buenos para la comisión además de Olavarrieta Tinoco se encuentra el Subgerente de ductos de la Región Rufino Ordaz Cruz, pues es aliado de los propietarios desde cuando despachaba como Coordinador de Mantenimiento en el Castaño en Cárdenas.

 

Otra empresa beneficiada por la competencia desleal al interior de esta estructura de corrupción sería  Procesos Biológicos de Alta Calidad S. A. de C.V., con el contrato 415135950 para la “Limpieza, tratamiento y restauración del área afectada por la fuga de aceite en el oleoducto 8” diámetro de la Batería Tupilco 1 a la planta deshidratadora El Golpe en el municipio de Comalcalco”, un millón 511 mil pesos para remediar un  cuarto de hectárea contaminada, justificada en “cuatro meses de obra”.

 

Esos funcionarios tienen otra empresa aliada, Ramexa S. A. de C. V a  quien le dieron 11 millones 428 mil 568 pesos en el contrato 415135986 para el “Control de calidad en soldaduras y recubrimientos, inspecciones ultrasónicas de materiales ferrosos, en ductos e instalaciones de los campos del activo integral Bellota-jujo; la obra es por un año. En el Activo Macuspana, este año también presente irregularidades, una de ellas es referente al contrato 415135821, para trabajos de corrección de anomalías detectadas en ductos de recolección y transporte de hidrocarburos e instalaciones de producción por un total de 11 millones 262 mil 127 pesos.

 

El OIC de PEP levanto el memorandum 267/05/M.PEPRS-9106 ante el incumplimiento de normas de la empresa Grupo Vázquez del Sur.

 

 

Con funcionarios como ellos y empresas coludidas no se puede combatir la corrupción, no valen las investigaciones y reprimendas de la SFP, del OIC, ni de los exhortos a la SHCP, ni las triangulaciones bancarias seguidas de cerca por la CNVB, no valen las fianzas. Nada, todo es corrupción, lo que si cuenta es el 10 por ciento de comisión. Solo hay un gran culpable en la Región Sur.

 

 

Teódulo Gutiérrez Acosta. Su animadversión hacia los constructores tabasqueños raya en el odio y rumia su frustración en faldas de terceros hogares. Etapas de la senectud que lo confunden ante las diversas y variadas muestra de la corrupción en PEP, lo que provoca amnesia, esa que hace engrosar cuentas de muchos ceros.