Make your own free website on Tripod.com


13/02/2006

ENCUBREN A LA MAFIA DE LA UNIDAD DE PERFORACIÓN

 

A TRAVÉS DE ENROQUES Y CON LA VENIA DE RICARDO PALOMO MARTÍNEZ, EN LA UPMP DS, SE CONSOLIDO UNA RED DE TRÁFICO DE INFLUENCIAS Y VENTA DE LICITACIONES COMANDADA POR ABELARDO CÓRDOBA HERNÁNDEZ; SE FORTALECEN LUÍS URCID PÉREZ, JOSÉ TOMÁS HUMANN ADAME, Y JUAN CEBALLOS CHÁVEZ.

 El martes 5 de julio del año pasado, el presidente Vicente Fox firmó el decreto para formalizar las reformas a la Ley de Adquisiciones y Obras Públicas con las que se incrementarán los mecanismos de transparencia para frenar la corrupción en las licitaciones públicas y se fomentaría la participación de las pequeñas y medianas empresas (PyMES) en la proveeduría al Gobierno Federal, al establecer que al menos 10 por ciento de las compras gubernamentales deben hacerse este tipo de negocios.

 

En esa ocasión, el Presidente calificó dicha acción como parte de la “nueva generación de leyes democráticas”, pues los cambios aprobados por el Congreso preveían la introducción de nuevas tecnologías de información para promover un verdadero escrutinio de la sociedad en las adquisiciones gubernamentales.

 

Destacaba también que cualquier persona podría participar como observador en las licitaciones, además de que las prebases y el programa anual de adquisiciones y de obra serán públicas en Internet para el conocimiento público.

 

Se jactaba el Ejecutivo al decir: “Las reformas y adiciones que hoy promulgamos damos un paso más en la consolidación de nuestra democracia. Gracias a estas reformas contaremos con mecanismos, normas y procedimientos que eviten la discrecionalidad en la presentación de los servicios y en la adjudicación de obras públicas”, dijo en Los Pinos ante líderes de la iniciativa privada y miembros de su gabinete.

 

Afirmaba que con la concreción de esta reforma se impulsaba la simplificación y la mejora regulatoria, al plantear procesos tecnológicos de vanguardia que permitían el abatimiento de costos, tanto para el gobierno como para los proveedores y contratistas. Supuestamente a partir de esa fecha todo sería transparente, todo a la luz pública, y que, en Petróleos Mexicanos (PEMEX), con dicha metodología, se acabaría la corrupción. ¡Mentiras!, sigue existiendo la misma estructura para el tráfico de influencias, la venta de contratos y el cobro del 10 por ciento a la mano y en efectivo.

 

 

EL FALLIDO PROGRAMA DE TRANSPARENCIA Y COMBATE A LA CORRUPCIÓN

 

El marco constitucional y legal que rige la actuación de los servidores públicos de la Administración Pública Federal prevé las obligaciones que aquéllos deben de cumplir para salvaguardar la legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia que deben ser observadas en el desempeño de sus empleos, cargos o comisiones.

 

Para el cumplimiento de ese marco normativo, se constituyó la Comisión Intersecretarial para la Transparencia y el Combate a la Corrupción, creada por acuerdo presidencial el 4 de Diciembre de 2000, misma que el 30 de Enero de 2001, presentó el Programa Nacional para la Transparencia y Combate a la Corrupción en la Administración Pública Federal, con la participación de las 18 Secretarías de Estado, la Procuraduría General de la República, representantes de las oficinas de Presidencia y titulares de las entidades del sector paraestatal.

 

El Director General de PEMEX dijo en esa ocasión que en cumplimiento con el Programa para la Transparencia y Combate a la Corrupción, creó la Comisión General Directiva para la Transparencia y Combate a la Corrupción en PEMEX; órgano responsable de planear y dar seguimiento a las acciones  derivadas del programa y de los acuerdos de la CITCC. Los objetivos del programa eran fortalecer conductas y valores éticos. Prevenir conductas irregulares, sancionando en forma ejemplar los casos detectados. Fortalecer la credibilidad y confianza interna y externa en la Organización. Desarrollar, implantar y difundir mecanismos de control y mejora y Coadyuvar a través del mismo a lograr una mayor eficiencia, rentabilidad, innovación y competitividad. Nada de eso se ha logrado y el sexenio entró en su fase terminal si poder logar la anhelada transparencia y combate a la corrupción y, no se puede porque al interior de PEMEX existen mafias que controlan todo, desde el checar las tarjetas y no asistir a trabajar hasta la venta de contratos al mejor postor. Hay métodos para todo, candados, “amarres” en negociaciones tras bambalinas.

 

¿POR QUE NO FUNCIONO EL PROGRAMA ANTICORRUPCIÓN?

 

 

La semana pasada dimos datos y señas de cómo. Jorge Pérez Fernández ante su supuesta honestidad no ha podido combatir la corrupción que existe en la Gerencia de Construcción y Mantenimiento Región Sur, que opera en teoría con la supervisión del Subdirector Teódulo Gutiérrez Acosta; ahora nos ocuparemos de la cómo en la Gerencia de Perforación y Mantenimiento de Pozos de la División Sur, Abelardo Córdoba Hernández y solapado por Ricardo Palomo Martínez Subdirector de Perforación y Mantenimiento de Pozos ha realizado una serie de enroques para que su organigrama de corrupción no se vea afectado ante las constantes denuncias de los últimos meses por presuntos delitos.

 

 

Para empezar, Héctor Agustín Mandujano Santiago, originario de Comitán, Chiapas y de abultado expediente en la Secretaría de la Función Pública (SFP), fue relevado como “castigo” de la Subgerencia de Servicios por Contrato y enviado a la Jefatura de la Unidad Operativa Comalcalco. A los feudos de Raúl Olavarrieta. Las Subgerencias son regionales y tienen su sede en el Centro Técnico Administrativo en Villahermosa. Las Unidades Operativas (4) tienen sus sedes en Comalcalco, Reforma, Agua Dulce y Cárdenas- Ciudad PEMEX. En las subgerencias se tramitan y adjudican los contratos, ahí está el detalle “el billete”, cantinflescamente escribiendo.

 

 

En las Unidades Operativas sólo administran (utilizan) los contratos, “hay  menos corrupción supuestamente”, este fue el “castigo” para Mandujano Santiago, sin embargo conserva el nivel 41 dentro de las estructura salarial de PEMEX. Los Subgerentes y los Jefes de Unidad Operativa tienen el mismo nivel 41.

 

 

LOS MOVIMIENTOS PARA "TAPARLE EL OJO AL MACHO"

 

 

Otro movimiento fue el de Pablo Roberto Hernández García quien era el Jefe de la Unidad Operativa  Comalcalco, fue transferido a la Subgerencia de Subgerencia de Control y Soporte Operativo División Sur, este Ingeniero a pesar de tener Nivel 41 usa un Volkswagen Sedán, en cambio Mandujano Santiago es el único Subgerente que trae un Mercedes Benz. H4ernández García les estorbaba en su “reestructuración”. Un  premiado fue Salvador Ildefonso Nájera Romero pasó de la Subgerencia de Subgerencia de Control y Soporte Operativo a la Subgerencia de Servicios por Contrato, es decir, que ya  le toca hacer billetes. Sobre todo por que le mantienen en esta Subgerencia a Luís Fernando Urcid Pérez  como Superintendente de trámites de contratos quien es el operador del Córdoba Hernández. Un paraiseño de negros antecedentes.

 

 

Si Córdoba Hernández tenía la intención de sanear la casa también hubiera removido a Luís Urcid Pérez y José Tomás Humann Adame, Subgerente de Administración y Finanzas, hombre de probada corrupción y encargado del área en que se gestionan las adjudicaciones de los contratos a través del Superintendente de Recursos Materiales, Juan Ceballos Chávez, dos tamaulipecos expertos en adjudicar ilícitamente contratos, aún si están muy por debajo del presupuesto
interno.

 

 

Recordemos que Córdoba Hernández se trajo de Poza Rica, donde estaba antes, a José Tomás Humann y a  Juan Ceballos Chávez, desplazando de esta División Sur a quienes les estorbaban. Así en Villahermosa se unieron nuevamente para atracar el presupuesto de PEMEX.

 

 

Ramón Peralta Méndez pasó de la Subgerencia de Servicio a Pozos a la Subgerencia de Ingeniería. Esta subgerencia, en práctica, no sirve para nada, en teoría es la parte pensante de la Gerencia, pero en la realidad en las Unidades Operativas hacen lo que quieren. Un buen elemento que enviaron a “la banca”.

 

 

LOS CÓMPLICES DE "MUY ALTO NIVEL"

 

Miguel Ángel Aguilar de la Serna pasó de la Subgerencia de Ingeniería a la Subgerencia de Servicio a Pozos.

 

En esta subgerencia es donde se adjudican los contratos de cementaciones y registros geofísicos a las únicas dos compañías que pueden pagar: Halliburton y Schlumberger.

 

Otros movimientos estratégicos de gente no alineada con Abelardo Córdoba, fueron el de Ignacio Ramírez Martínez, Superintendente Técnico de la Subgerencia de Perforación por contrato fue corrido de ésta por no alinearse con Mandujano, quien sí lo hizo es el tal Luís Fernando Urcid Pérez.

 

En el puesto del Ing. Ignacio Ramírez impusieron a Juan Manuel Martínez Martínez. A este último lo trajeron premiado de la Residencia de Contratos de la Unidad Operativa Comalcalco. Para sustituir a Manuel Martínez enviaron a José Rogelio Caballero Sandoval, quien públicamente se deslindó de Córdoba Hernández e Ignacio Ramírez lo refundieron en una oscura superintendencia de la Subgerencia de Ingeniería.

 

En el medio de los constructores foráneos hay fiesta, los movimientos ordenados por Abelardo Córdoba, son la misma gata pero revolcada, a fin de cuenta quedaron los mismos elementos corruptos, sólo fueron enroques, no hubo cambios. Claro, no pueden afectar a sus cómplices, o lo que es lo mismo, entre piratas no se vale el abordaje. Habría que preguntarse ¿Por qué el Órgano Interno de Control en PEP permite estos enjuagues? ¿Cómplices? ¿Por qué Ricardo Palomo, se hace el occiso? ¿Cómplice? Lo más grabes radica en que Jorge Ramos Negrete titular del Órgano Interno de Control en PEP pero no actúa, ¿Cómplice? También es del conocimiento de José Fabián García Paz, responsable del Órgano Interno de Control en PEP Región Sur/ Sede, pero tampoco actúa.

 

¿Cómplice? Vale la pena mencionar que García Paz ha tenido en investigaciones a José Tomás Human Adame realizadas tanto por denuncias como por resultado de auditorías internas por incumplimiento a la Ley de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, con pruebas contundentes para fincarle responsabilidades, esto expresado por los encargados de realizar las audiencias, pero que han recibido instrucciones superiores de no ejercer acción alguna en contra de este corrupto. Tomás Humann presume, vocifera y se dice protegido de Rafael Bracho Ramson, Subdirector Nacional de Administración y Finanzas de PEP. ¿Cómplices?. ¡Qué bonito programa anticorrupción! En próximas entregas hay que decir quienes son los beneficiados de ese organigrama de corrupción en la UPMP.