Make your own free website on Tripod.com

¿QUIÉN CLAUSURA un pozo en Tabasco?

08/08/2005

¿QUIÉN CLAUSURA un pozo en Tabasco?

LA ACCIÓN EMPRENDIDA POR EL GOBIERNO CHIAPANECO, DE CERRAR UNA INSTALACIÓN PETROLERA CON LAS LEYES EN LAS MANOS, SIENTA UN PRECEDENTE QUE LEVANTA SIMPATÍAS EN EL SURESTE, PERO QUE NADIE SE ANIMA A SUPERARLO

/

Lo más cercano a lo realizado por el gobierno Chiapaneco

la semana pasada ocurrió en octubre de 1998,

cuando un grupo de indígenas del Ecuador ocupó

y clausuró el pozo petrolero Dureno 1, ubicado en

las proximidades de la ciudad de Lago Agrio, en el

noreste de ese país. Era esa una forma de protesta contra

las actividades de la industria petrolera en sus territorios

ancestrales. El pozo –localizado a tan sólo 20 metros de las

fuentes de agua de la comunidad Cofán- había estado contaminando

este preciado recurso, así como destruyendo la

flora y fauna de la zona.

“Hemos vivido en este territorio ancestral como guardianes

del bosque, durante siglos, como sus hijos y únicos dueños.

Hemos ofrecido tierras, alimento, materiales, trabajo,

para lo que ellos llaman “desarrollo”, y durante ese proceso

no nos hemos más que empobrecido e incluso arriesgado

nuestras posibilidades de sobrevivir como pueblo”, afirmaban

los cofanes en un comunicado que le dio la vuelta al

mundo.

La ocupación, iniciada el 12 de Octubre (aniversario de la

fecha en que comenzó la invasión española del continente)

culminó el día 22, luego de que la movilización hubiera

logrado sus fines. En un principio el gobierno ecuatoriano

había reaccionado enviando soldados al área del conflicto,

tratando de atemorizar a los cofanes y manifestando que no

negociaría “bajo presión”. Sin embargo, el gobierno finalmente

accedió a llevar adelante una serie de importantes

medidas, tales como: la remoción de los tanques de depósito

y los mecheros, así como la clausura de la piscina de

decantación; el establecimiento de una comisión con igual

número de miembros del gobierno y de los cofanes, con el

fin de tomar una decisión sobre la clausura del pozo petrolero,

la cual habrá de tener en cuenta los aspectos económicos,

ambientales y de ingeniería implicados, además de la

legalización del territorio cofán, la mayor parte del cual se

encuentra incluido dentro del sistema de áreas protegidas.

Los cofanes también lograron la limpieza en los ríos que

atraviesan esa área; una compensación financiera para los

cofanes por los daños sufridos durante la explotación petrolera.

Los cofanes decidieron que ese dinero sería dedicado

a la adquisición de tierras, donde se permitiría el rebrote

de la selva. A siete años de aquella heroíca acción de los

indígenas Cofanes, pareciera que el caso de Chiapas lleva el

mismo curso.

¿QUIÉN CLAUSURA un pozo en Tabasco?

CHIAPAS VERSUS PEMEX Hay que recordar que en el vecino estado son ajenos a la industria de la reclamación, al menos en las dimensiones que en Tabasco hemos vivido desde el pacto Ribereño, pasando por la Codezpet, Prodecot, CIAR-100, Cimades y hasta la última negociación electorera que se aventaron legisladores federales del PRI y PRD. Pero en una acción sin precedentes, el pasado lunes, la Subsecretaría de Protección Civil de Chiapas notificó a los responsables del pozo Malva 201, ubicado en la comunidad de Santa Elena, Municipio de Sunuapa, que dicha instalación representaba un gran riesgo luego de encontrarse diversas irregularidades en su operación, lo que representaba un peligro para la población aledaña a las instalaciones. Pablo Salazar Mendiguchía, dijo que la acción fue para evitar un desastre o siniestro, por lo que el pozo no podrá operar hasta que sean corregidas las irregularidades detectadas. Hasta el momento todo parece indicar que saldrá favoreble a los reclamos del gobierno Chiapaneco. Pemex envió de negociador a un funcionario de probada corrupción: el subdirector de Seguridad Industrial de Pemex, Rogelio Morando Sedas, quien ofreció como primer acuerdo para resolver el conflicto una propuesta técnica para atender la clausura temporal de las actividades de trasiego, quema y transportación del combustible. Los chiapanecos lograron también que de manera concertada se realicen inspecciones en 200 instalaciones que la paraestatal tiene en Chiapas, entre ellas 120 pozos petroleros, baterías y áreas de exploración, localizados en los municipios de Juárez, Reforma, Pichucalco y Sunuapa. El gobierno Chiapaneco ha retado a la paraestatal que la demanda interpuesta en su contra llegue hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación, acción que le daría la razón a nuestro vecinos. En Tabasco “nadie se quiere aventar el tiro” de clausurar un pozo. Juristas consultados por ORO NEGRO, Como Sergio Antonio Reyes, asegura que no es no es cierto que haya que esperar dictámenes o estudios previos de instancias federales; que la dirección de Protección Civil está facultada legalmente para hacer inspecciones y visitas domiciliarias en instalaciones de Pemex (art. 31, fracción XII, inciso p de la Ley de Protección Civil). Aseguran que en los hechos se ha optado por dejar el paquete en manos de las instancias federales cuando el gobierno estatal y municipal tienen concurrencia en el asunto, pues por disposición constitucional (federal) la Seguridad Pública es una función concurrente y la Protección Civil una actividad coordinada entre los tres niveles de gobierno. En todo caso, Pemex está obligado a cumplir, como cualquier empresa, con las normatividades locales de proteccion civil, no tienen patente de corzo para actuar sin control ni regulación. Lo que sucede actualmente es que hay todo un esquema burocrático ajeno al espíritu de la Ley para hacer frente rápida y eficazmente a una situación de emergencia, un fenómeno, un peligro real. Las explosiones en ductos o instalaciones de Pemex hace décadas, son el riego número uno para los tabasqueños, seguidas por las inundaciones; las primeras son producto de la negligencia y el descuido, por tanto evitables y sancionables, las segundas fenómenos naturales a los que siempre hemos

¿QUIÉN CLAUSURA un pozo en Tabasco?

estado expuestos y que siempre afectan el patrimonio y rara vez la vida de los tabasqueños. El ejemplo de Chiapas debe seguirse. Allá no esperaron que ocurriera la explosión o una muerte, actuaron antes y Pemex tendrá que corregir las deficiencias; con esa acción se sienta un precedente, que hay que seguir, sin duda, de lo contrario hay que traer indígenas cofanes para que den cátedra de cómo defender el medio ambiente y la vida. Faltan tamaños.